Planificación estratégica

Nos hallamos frente a una coincidencia plena a nivel global acerca de la necesidad de que los gobiernos desarrollen sistemas de anticipación que les permitan enfrentar, de la mejor manera posible, los acelerados cambios mundiales que se avecinan.

La efectividad de las gestiones gubernamentales dependerá en creciente medida de la capacidad prospectiva y de planificación estratégica de sus responsables. Sólo aceptando esa realidad accederán los gobernantes a identificar y poner en ejecución el conjunto de políticas públicas que maximice el bienestar agregado de la población. Por esa razón, los gobiernos de los países, regiones y ciudades de América Latina deben asumir como una labor crucial la construcción de escenarios alternativos a mediano y largo plazo, de modo de poder apreciar la naturaleza y dimensión de los desafíos y oportunidades que podrían enfrentar.

Con la aceleración de los cambios exógenos, el análisis exclusivo de la coyuntura y del corto plazo se vuelve cada vez más irrelevante. La globalización arrastra consigo un mayor número de impactos que no son controlables desde los gobiernos nacionales o locales. Los responsables de esos gobiernos estarán forzados a operar en condiciones de creciente incertidumbre, y la única forma de morigerar tal “indefensión” es precisamente a través de la planificación estratégica.

Los analistas de i4 tienen experiencia comprobada en el diseño, formulación y programación de planes estratégicos para distintas áreas y niveles de gobierno. Han coordinado ejercicios interdisciplinarios de reflexión nacional y local con horizontes a 15 y 20 años, y cuentan con un acervo actualizado de las megatendencias que deben constituir la base de cualquier plan de gobierno.